miércoles, 29 de agosto de 2012

LAS TAREAS DE MI MADRE (1ª parte)

Hola. Como os había comentado hace tiempo mi madre también hacía labores en sus tiempos buenos, ya que ahora con la diabetes y la artrosis que tiene en las manos le impide coger un ganchillo o ponerse a la máquina para bordar.

Las puntillas de las sábanas tanto de mi cama como de las de los nenos están echas por ella. Tengo colchas de ganchillo que también las hizo ella. Y que os enseñaré en otra entrada.

Ahora quiero enseñaros lo que hizo cuando aprendía a bordar a máquina. Os dejo unas fotos de sus trabajos



 
Esta es la bolsita donde llevaba su costura. Con su número de alumna
 

 
 

 
 

 
En esta labor hay mogollón de palillos. Es precioso

 
Antes no había máquinas de coser como las de ahora, nosotros todavía guardamos la máquina manual con la que mi madre hacía estos maravillosos bordados.
 

 
 

 
 

 
 

 
Tengo sábanas donde hay este bordado en esquina

 
Soy una apasionada de las antigüedades y esto es como un tesoro en mis manos
 

 
También tengo unas sábanas con este tipo de bordado
 

 
Este dice que le costó un montón por la cantidad de giros que tuvo que hacer.

 
 

 
La inicial de mi padre
 

 
La inicial de mi madre
 

 
 

 
Las sabanitas de mi cuna tenían este bordado, que tanbién utilicé para las de mis hijos y ahora están guardadas para los futuros hijos de mi hermano pequeño
 

 
Cuando llegó el amor de su vida y que ya llevan 35 años juntos
 

 
 

 
En esta sufrió lo suyo y mucho lloró porque no le salía como la monja de decía
 

 
Esta también fué utilizada en sábanas de cuna.
 

 
Una autentica pasada

 
 

 
 
No me digais que no son autenticas obras de arte. Antes si que te enseñaban a coser con perfección.
 
A lo mejor también yo lo veo con otros ojos, ya que mi madre es mi mejor amiga, con ella no hay secretos y le puedes contar todo tiepo de cosas que  ella lo entiende perfectamente.
 
Yo tengo mucha suerte con los padres que me han tocado. Son maravillosos y estoy encantada con ellos.
 
Les quiero un montón.
 
Siento si os he aburrido con todo esto, pero una amiga me pidió que le enseñara estos bordados, ya que su madre también estaba en clase con mi madre, y los de ella no saben donde están guardados.
 
Espero que os guste. Otro dia os pongo la segunda parte.
 
Un besín

15 comentarios:

  1. Woooowww qué maravilla!!!!! Felicidades por ésta maravillosa entrada!!!! Bssss

    ResponderEliminar
  2. Son preciosos. Un tesoro !!!
    Me encanta esta entrada pq me trae muchos recuerdos de sábanas con iniciales, camisitas de bebé, muestrarios de bordado a mano y a máquina... que miraba y remiraba cuando era pequeña, pensando que algún día yo aprendería a hacerlo así de bien
    (mi madre tiene el don de la perfección: la puntada perfecta, en su sitio...pulcra...perfección total) pero por mucho que me esforcé... nada!

    Todavía oigo a mi madre diciéndome: pero nena, mira que eres chapucera...

    Es que mi impaciencia natural está reñida con la perfección, qué le vamos a hacer! ja ja ja

    Bueno, paro, que menudo rollo te estoy soltando!.

    Gracias por esta entrada
    Disfruta de tus tesoros
    Bss
    M.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marian, lo mismo que te decía tu madre a ti, me lo decía la mia. Ella también era muy perfeccionista y trataba las cosas con tanto cariño( excepto para la cocina, que tanto ella como yo pensamos que es una perdida de tiempo) y amor, que creo que por eso le salían las cosas tan bien.
      Y tu no digas que tus labores son perfectas y espectaculares. Así como digo yo, que a alguien tenemos que salir.
      Muchas gracias por tus palabras, me ha encantado leerlas. Un besín

      Eliminar
  3. una verdadera obra de arte, son un tesoro, entiendo lo orgullosa que estás de tenerlo.

    ResponderEliminar
  4. Que preciosidad, son un tesoro, yo tengo una colcha hecha a ganchillo de mi abuela, que la tengo puesta en la cuna, para cuando nazca Asier, pero no es comparable a esos bordados, gracias por compartirlo

    ResponderEliminar
  5. madre mia q cosas más bonitas!!!!!!
    es un tesoro poder conservar ese arte!!
    felicitala de mi parte

    un besoteeee

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Barbara. Le contaré que a todo el mundo le encantó. Un besín

      Eliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Hola maguida,llevo tiempo sin pasar por aqui,pues estuve enferma,ahora volvere a visitarte con frecuencia.que bordados mas bonitos,guardalos como oro en paño que tienen mucho valor.felicita a tu madre por esos trabajos, me encantan.besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hilda me alegro de verte por aquí, eso es señal de que vas mejorando. Muchas gracias por tus palabras. Un besín

      Eliminar
  8. Hola.
    Gracias por apuntarte a mi sorteo ¡Te deseo mucha suerte!
    Maravillosas labores!!!!
    Besitos.

    ResponderEliminar
  9. Nena nada de buenos ojos, tu madre era una gran artista !!! Que cosas tan bonitas!!!! y claro, con esa maestra es normal lo que tu haces.

    No conocía tu blog pero gracias a Esperanza y su kit de supervivencia ya no pierdo de vista ninguno de tus trabajos. Me he hecho tu seguidora y así te tengo más a la vista.
    Nos vemos en nuestro "club de la estrella". jijij

    Feliz miércoles!

    ResponderEliminar
  10. Que recuerdos, que cositas...que tiempos!!...mi madre mas que bordados era hacernos ropa, complementos y casi todo lo que salía en el burda..y yo pegada a sus pies intentando aprender...me decia que de mayor intentaría que me salieran las cosas como a ella y sobre todo a usar el dedal que para mi era lo peor..jeje siempre usaba el dado que no lo llevaba...ains no llegue a su nivel...todavía me queda...
    Una verdadera joya de bordados y sábanas....
    Bss

    ResponderEliminar